miércoles, 26 de junio de 2013

Amico Aspertini: La continencia de Escipión (Museo del Prado)


Texto del Museo del Prado:
Aspertini, Amico (Bolonia, 1474-1552). Pintor, escultor y dibujante italiano. Miembro de una familia de pintores, probablemente recibió su primera formación de su padre Giovanni Antonio. En 1500 se instaló en Roma y en 1504 se le documenta de vuelta en Bolonia, donde, entre 1505 y 1506, colaboró con Lorenzo Costa el Viejo y Francisco Francia en el ciclo de frescos para el oratorio de Santa Cecilia. Posteriormente llevó a cabo su encargo más importante, los frescos de la capilla de san Agustín en la iglesia de San Frediano de Luca. Realizó numerosas decoraciones de fachadas al fresco, la mayoría de las cuales no se conservan. Es considerado un precursor del manierismo y en su obra combina un profundo conocimiento del arte grecorromano con la influencia de arte del norte, a lo que hay que unir su gran originalidad narrativa. En las dos obras de su mano conservadas en el Museo del Prado, El rapto de las sabinas y La continencia de Escipión, es casi segura la colaboración de su hermano Guido.
A. P.

Robert Campin: La Anunciación (Museo del Prado)



El cuadro recoge el momento de la llegada del ángel, antes de entablarse el diálogo. La Virgen está absorta leyendo la Biblia. Está serena. El libro está cuidado con reverencia, con un paño protector. El ángel no interrumpe la lectura: espera que concluya. La lectura y el libro poseen una función principal en la pintura.

Texo del Museo del Prado: Mutilada en el lado derecho, como se comprueba en el jarrón de las azucenas, de las que sólo resta en parte uno de sus tallos, esta Anunciación transcurre en el atrio de un templo gótico alusivo a la Nueva Ley que se inicia con el anuncio del arcángel. Al fondo se alza una torre románica, evocadora de la Antigua Ley a la que la Nueva viene a sustituir. Las esculturas distribuidas en el exterior del templo, con personajes del Antiguo Testamento como Moisés y David, y las escenas incluidas en la vidriera que cierra la ventana situada junto a la Virgen, con Moisés recibiendo las tablas de la Ley o el sacrificio de Isaac, prefigura de Cristo, refuerzan la idea de que, con el anuncio de Gabriel y la encarnación de Cristo, comienza la Nueva Ley y la redención de la humanidad profetizada en el Antiguo Testamento. Su atribución al antiguo Maestro de Flémalle, identificado con Robert Campin, no es aceptada de manera unánime. Felipe II la adquirió a Jacome Trezzo y en 1584 la envió a El Escorial (Texto extractado de Silva Maroto, P.: Pintura flamenca de los siglos XV y XVI. Guía, Museo Nacional del Prado, 2001, pp. 50-51).

sábado, 16 de febrero de 2013